Kong Nyong, el niño que sobrevivió al buitre

el .

Un duro vídeo que reabre el nunca cerrado debate del trabajo de los reporteros en zonas de conflicto: información vs humanidad.

En el vídeo se muestra también la verdad de lo que hay detrás de la famosa imagen publicada en 1993 y que le valió el Premio Pullitzer 1994 al fotógrafo Kevin Carter, y el posterior suicidio del fotógrafo, debido según los

medios de comunicación al remordimiento del fotógrafo por haber tomado esa imagen en lugar de haber salvado la vida del niño.

 

Algunas reflexiones de otros compañeros fotógrafos sirven para dejar claro de una vez por todas la verdadera historia de esa fotografía y para hacernos pensar una vez más en el valor de una imagen y el valor del trabajo de los fotógrafos.

 

{youtube}hT1d0NxhdLc{/youtube}

 {fcomment}